5 Fuentes De Proteínas Alternativas A La Carne Que Marcan Tendencia En Europa.

5 fuentes de proteínas alternativas a la carne que marcan tendencia en Europa.

proteinas-alternativas-invita

El mercado de proteínas alternativas en la Unión Europea ha experimentado un crecimiento continuo en los últimos años. Asimismo, las ventas de sustitutos de productos cárnicos y lácteos se incrementaron en un 10 % entre 2010 y 2020. Sin embargo, ¿cuáles son las “proteínas alternativas” que están en auge? Este artículo detalla la importancia de considerarlas seriamente y presenta cinco opciones que pueden contribuir a disminuir el consumo de carne en nuestras dietas.

¿Qué son las proteínas alternativas y por qué las necesitamos?

En Europa, la carne, el pescado y los productos lácteos han sido durante mucho tiempo la fuente principal de proteínas en la dieta. No obstante, la producción de estos alimentos depende en gran medida de la ganadería intensiva y la pesca, lo que representa una amenaza para el medio ambiente. Dado el rápido crecimiento de la población mundial, es crucial que los sistemas alimentarios encuentren alternativas sostenibles que puedan satisfacer la creciente demanda de proteínas. Incrementar la diversidad de fuentes de proteínas y reducir el consumo de proteínas tradicionales será esencial para alcanzar este objetivo, por ello, es necesario buscar proteínas alternativas.

Las proteínas alternativas se refieren a alimentos no tradicionales que son ricos en proteínas. Estos alimentos innovadores buscan competir con los productos animales convencionales, ofreciendo opciones sostenibles, nutritivas y sabrosas. En Europa, se están desarrollando cinco principales alternativas de proteínas: sustitutos de carne vegetal, carne cultivada en laboratorio, productos de fermentación, insectos comestibles y algas.

1. Proteínas vegetales y análogos de carne y lácteos de origen vegetal

Los sustitutos de la carne y los análogos lácteos de origen vegetal (proteínas alternativas) son alimentos creados para imitar la apariencia, la cocción y el sabor de la carne o los lácteos tradicionales, empleando ingredientes como verduras, legumbres, cereales, nueces y semillas. Además, se está utilizando tecnología avanzada para hacer que estas alternativas vegetales sean más sofisticadas. Por ejemplo, algunas hamburguesas vegetales ahora replican el efecto medio crudo de una hamburguesa convencional, usando jugo de remolacha para simular la apariencia de “sangre”.

Las proteínas vegetales tienen la ventaja de requerir menos recursos naturales para su producción y generar emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) significativamente más bajas en comparación con la ganadería tradicional. Sin embargo, el impacto medioambiental de los productos finales también depende de factores como los ingredientes empleados y las técnicas de procesamiento y distribución. Es importante destacar que el origen vegetal de un producto no garantiza su salubridad, ya que algunos pueden contener altos niveles de sal o grasas saturadas, o ser deficientes en micronutrientes que normalmente obtenemos de los alimentos de origen animal.

En general, el consumo de proteínas de origen vegetal encuentra menos resistencia entre los consumidores en comparación con otras proteínas alternativas. Además, los avances tecnológicos están mejorando el atractivo de estos productos y reduciendo sus costos, lo que podría incentivar a más personas a optar por ellos.

2. Carne in vitro o cultivada en laboratorio

Para cultivar carne en un laboratorio, otro tipo de proteínas alternativas, se recolectan células madre de animales y se colocan en un medio rico en nutrientes donde se multiplican y crecen hasta formar tejido muscular, utilizando andamios como soporte. Esta técnica, al eliminar la necesidad de criar animales, busca ofrecer una alternativa más ética y respetuosa con el medio ambiente, sin sacrificar el sabor y la textura de la carne. Sin embargo, la producción de carne cultivada enfrenta barreras significativas, tanto técnicas como regulatorias y financieras. Entre los principales desafíos se encuentran los altos costos de producción y el uso intensivo de energía.

Además de mejorar el sabor y la textura, la industria debe aprender a escalar los procesos de producción de pequeña escala a una producción masiva y rentable para hacer que la carne cultivada sea accesible a un precio razonable.

También se necesitan más datos sobre la calidad nutricional y la seguridad de los productos cárnicos cultivados para obtener la aprobación de los reguladores europeos. Aunque algunos productos cárnicos cultivados ya han sido aprobados para la venta en Singapur tras superar evaluaciones de riesgo, la producción a gran escala sigue siendo un objetivo a alcanzar. Además, la aceptación del consumidor será un desafío clave antes de que la carne cultivada se convierta en un producto común en el mercado. En este artículo encontrará más información sobre la elaboración, beneficios y desafíos de la carne cultivada en laboratorio.

3. Opciones derivadas de la fermentación como la micoproteína

De manera similar a la fermentación tradicional, que utiliza microbios para transformar compuestos en los alimentos alterando su textura y sabor, la fermentación de biomasa y de precisión emplea microorganismos para producir proteínas alternativas.

La fermentación de biomasa se basa en el rápido crecimiento de microorganismos ricos en proteínas, como levaduras, hongos filamentosos y microalgas, que pueden duplicar su peso en pocas horas y contener más del 50 % de proteínas en peso seco. La biomasa microbiana resultante puede usarse como alimento o como ingrediente en otros productos. Un ejemplo es la micoproteína, que se obtiene cultivando hongos filamentosos para crear sustitutos de la carne.

La fermentación de precisión, por su parte, introduce genes de proteínas animales en organismos como la levadura, que producen grandes cantidades de estas proteínas. Estas se combinan con otros ingredientes para crear productos sin necesidad de animales, compitiendo con carne, mariscos, huevos y lácteos. Algunas empresas en Europa y Estados Unidos ya utilizan esta técnica para producir proteínas de huevo, lácteas y mioglobina, una proteína que da sabor y aroma a la carne. En la UE, estos productos se considerarían nuevos alimentos y deben ser evaluados por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) antes de su comercialización.

Una ventaja de la fermentación es la capacidad de crear texturas fibrosas similares a las de las carnes enteras. No obstante, la producción a gran escala aún está en desarrollo y debe ser más rentable y cumplir con las normativas de seguridad alimentaria. Mejorar cepas de microorganismos y el diseño de biorreactores puede ayudar a superar estos desafíos.

4. Insectos comestibles

Aunque en otros países es una tradición, en Europa los insectos se consideran nuevos alimentos y requieren la aprobación de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) antes de ser comercializados. Actualmente, hay cuatro especies autorizadas en Europa: la langosta migratoria, el grillo doméstico, el gusano amarillo de la harina y el gusano menor de la harina. Algunos de estos insectos ya se usan en la fabricación de barras de proteínas, harinas y otros productos disponibles en los supermercados.

Insectos como grillos, saltamontes y langostas pueden contener hasta un 61 % de proteína en peso seco, lo que los convierte en candidatos ideales para enriquecer alimentos y piensos. Una gran ventaja de los insectos es su rápida reproducción y su menor necesidad de alimento en comparación con otros animales. Además, pueden alimentarse de residuos orgánicos, reduciendo la contaminación y los costes de producción. Sin embargo, comer insectos no está exento de riesgos, ya que pueden desencadenar reacciones alérgicas similares a las de los mariscos. La aceptación del consumidor también será un desafío importante, ya que muchos europeos aún no están dispuestos a probar insectos como alimento.

5. Algas

La familia de las algas, otro tipo de proteínas alternativas incluye tanto macroalgas (algas marinas) como microalgas, consideradas fuentes clave de proteínas alternativas para un sistema alimentario sostenible y la seguridad alimentaria mundial. En particular, las microalgas están ganando terreno como ingredientes ricos en proteínas para la alimentación humana y animal.

Las microalgas son microorganismos unicelulares que se multiplican rápidamente en una biomasa rica en nutrientes, utilizando agua, luz y una fuente de nutrientes como el dióxido de carbono. Son conocidas por su alto contenido proteico. Especies como la espirulina pueden tener hasta un 70 % de su masa seca en proteínas, y la calidad de la proteína de especies como la Chlorella vulgaris y la Arthrospira platensis es comparable a la de la soja. Además, su producción puede contribuir a una economía circular, ya que pueden crecer en aguas residuales y alimentarse de diversos residuos orgánicos o corrientes secundarias, como residuos de alimentos, subproductos del procesamiento de alimentos o dióxido de carbono del aire.

Actualmente, al menos 30 países producen algún tipo de microalgas, y la investigación está ayudando a la industria a escalar la producción. Los principales obstáculos incluyen los altos costes de producción y los requisitos de energía, así como la necesidad de técnicas de cultivo y procesamiento más eficientes. El proyecto ProFuture está investigando procesos innovadores para hacer que el cultivo a gran escala sea más rentable y sostenible. Los investigadores también están trabajando en crear ingredientes con un color menos fuerte (verde) y un sabor menos marino para aumentar la aceptación de los consumidores de alimentos enriquecidos con microalgas.

Si te gustó este blog de proteínas alternativas, no te puedes perder: 4 razones de por qué el habanero es conocido como la comida de los dioses

Si los sabores picantes son lo tuyo, entonces Salsa Invita te va a encantar.

INVITA no es simplemente una salsa de habanero, es una receta original con una mezcla perfecta entre habanero, trozos de ajo y aceite de oliva, una verdadera joya de sabor localizada en Cuernavaca, Morelos México, hacemos envíos a domicilio.

¿Quieres una salsa macha de chile habanero seco?

Te recomendamos salsa  INVITA que es una receta original con una mezcla perfecta entre habanero, trozos de ajo crujiente en aceite de oliva extra que mejora el sabor de cada platillo, puede adquirirla en:

AMAZONhttps://amzn.to/3wbSuY9 

Tienda en línea: https://bit.ly/3ymaRfs 

Leave a comment!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Global ×

My Account

Main Menu x